¡HOLA! SOY ELISA GARZA GARCÍA

“He encontrado en mi hobby una manera de aportar un granito de arena para mejorar este planeta.”

Soy de Monterrey, Nuevo León, Licenciada en Mercadotecnia , ejercí por más de 10 años en diferentes empresas como Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Tequila Herradura, Lucas (ahora Mars) y Grainger… hasta que un día decidí poner manos en la tierra…

El olor a la tierra en mis manos,  la lluvia, carbón en el asador;  mis rodillas del pantalón y lo tenis manchadas de tanto jugar en la tierra. Mi casa llena de plantas y mi mama regando el jardín todas las noches. Su pequeño huerto que inició en el jardín de la casa y después más grande en el rancho… hasta uvas teníamos! Las risas de adultos y niños… son los recuerdos que frecuentemente vienen a mi cabeza de mi infancia.

 

Todos mis fines de semana a pesar de vivir en una gran ciudad, Monterrey, Nuevo León, corríamos al rancho, a la presa o algún lugar para estar en contacto con la naturaleza. Recorrí miles de kilómetros con mis padres en una casa rodante  porque “era la manera de conocer mejor” decía mi papá, aunque realmente le tenia miedo a los aviones. La lista de pueblitos que visitábamos y anotaba en mi diario era interminable y por consiguiente impactaba a todos mis amigos tantos lugares que recorría, aunque cada pueblo estuviera a unos cuantos kilómetros de distancia, ellos no lo sabían…


De niña me gustaba tanto acampar que también fue una práctica en mi adolescencia, y ahora lo hago con mis hijos y les platico de su abuelo que dejo este plano en el año 2007 yo con mi hija de apenas 1 año y embarazada de mi segundo hijo. Ha sido el peor evento que he sufrido en mi vida, ver como un hombre fuerte, aparentemente “sano” y activo,  en 2 meses el cáncer lo consumió y se fue..

Fue ahí donde me sumergí en libros para averiguar qué había pasado y porqué. Al empezar a leer sobre nutrición, alimentación y otros temas afines todos me llevaban a una causa en común… los pesticidas en el alimento nos están envenenando! Esas pequeñas microdosis de veneno que consumimos diario en alimentos, productos químicos con los que limpiamos la casa, cosas que usamos en nuestro cuerpo y otros factores son los causantes de que nuestro cuerpo se empiece a deteriorar y enfermar.

Fue ahí donde me empezó a preocupar la alimentación de mi familia. ¿Cómo era posible que los estuviera alimentando con comida llena de veneno? Ya veníamos comiendo una dieta llena de vegetales, jugos para todo, cero dulces ni alimentos procesados, pero me di cuenta que mis vegetales tenían veneno. Entonces puse atención a mi jardín.  Retomando todos mis apuntes de cursos que ya había tomado de cómo iniciar un huerto y recordando mi infancia empecé poco a poco a armar mi huerto. Mi esposo y yo construimos las camas y preparamos el suelo. Empecé a buscar semillas de pueblos alrededor de donde vivía y comenzamos esta aventura de cultivar un Jardín Comestible.

Super clavada en el tema, informándome todos los días, comprobando en la práctica todo lo que aprendía diario y documentando todo lo que sucedía en mi huerto, fui armando una técnica que con 20 minutos al día y una mañana al mes me permite tener alimento casi todo el año y ahora la comparto contigo en mi taller premium MI JARDIN COMESTIBLE para que juntos luchemos POR UN MUNDO LIBRE DE PESTICIDAS!

PRESENTE EN:

Te invito a que conozcas mis participaciones completas en la sección de prensa.

(Visited 304 times, 3 visits today)
0